Contamos con los recursos humanos y técnicos necesarios para resolver todo tipo de situaciones quirúrgicas que demanden una intervención inmediata.

En este apartado cobran especial importancia cirugías tales como cesáreas, neumotórax, torsiones de estómago, así como los graves traumatismos que pueden ocurrir en las jornadas de caza.

Cabe destacar que durante toda la temporada de caza mayor, nuestro quirófano está dotado con un mínimo de dos cirujanos veterinarios de guardia.