Cuando supone un problema traer a una mascota hasta la clínica, nuestros veterinarios se desplazan hasta el domicilio para solventar cualquier tipo de situación.

En caso necesario, también podemos transportar al paciente a la clínica.